shelios

Expediciones Científicas
airglow

airglow

28.08.2017.

El airglow es un fenómeno de luminiscencia atmosférica cuyo origen está en la actividad solar. Al igual que las auroras la intensidad del airglow es mayor si el Sol está activo. También se producen a una altura de alrededor de 100 km y su color verde -o rojizo- se origina -principalmente- en el oxígeno atmosférico. La diferencia con las auroras es el proceso físico por el que se emite la luz. Mientras en las auroras la energía de excitación del oxígeno se consigue a través de la colisión de partículas solares muy energéticas -el viento solar-, en el airglow los átomos de oxígeno reciben energía de la radiación solar diurna ultravioleta emitiendo luz por quimioluminiscencia.
El airglow no siempre es uniforme. Puede tener bandas que varían en cuestión de minutos. Las ondas de gravedad que se propagan desde la atmósfera inferior modulan la densidad atmosférica, la temperatura y la composición del aire atmosférico y, por tanto, el airglow.
La intensidad del airglow es mayor durante el día -que recibimos mayor radiación solar- pero no es posible observarlo por la dispersión de la luz solar en la atmósfera.
Por la noche disminuye muchísimo -tres órdenes de magnitud- y solo desde lugares muy oscuros podemos detectar su presencia en los cielos estrellados. Para su observación es preciso cámaras fotográficas aunque aveces, si son muy intensos, pueden detectarse a simple vista como bandas claras -sin colores-.
casado_250817_001

Author: