shelios

Expediciones Científicas
Ciclo solar 24

Ciclo solar 24

25.10.2016.

Ciclo Solar 24,
¡Suerte Groenlandia!

M. Serra-Ricart – mserra@iac.es
Astrónomo Instituto de Astrofísica de Canarias

El ciclo solar 24 (NOAA, EEUU; SILSO, Bruselas) no pasará a la historia. No ha sido muy intenso -de hecho ha sido el menos intenso de los últimos 100 años- ni tampoco ha sido de los más débiles, vivimos años de menor actividad solar durante el mínimo de Maunder (entre los años 1650 y 1710 y que provocó el periodo más frío de la Pequeña Edad de Hielo donde hablan las crónicas que los canales holandeses se congelaban de forma periódica con la llegada del invierno). Sí es cierto que el actual ciclo solar se convertirá en el ciclo de la concienciación. La actividad solar ha pasado de interesar sólo a unos cuantos Físicos solares a convertirse en un tema de interés social, en palabras de Saku Tsuneta -Físico solar, vicepresidente de la agencia espacial japonesa- “En cualquier momento puede volver a producirse una enorme erupción solar con consecuencias difíciles de predecir para nuestro Planeta”. Ya nadie duda que es importante investigar al Sol para:

– Entender la relación Sol-Tierra, sobretodo desde el punto de vista climático.

– Predecir la llegada a la Tierra de intenso viento solar para poder tomar medidas.

No debemos olvidar que detrás de una bella aurora está una radiación solar letal frenada por la combinación del campo magnético y la alta atmósfera de nuestro Planeta. El ciclo solar 24 nos ha enseñado que debemos estar preparados para “la tormenta solar perfecta” -perfecta significa geoefectiva, es decir, una erupción en el Sol cuyo viento solar generado incida directamente sobre la Tierra-  que puede producirse, estadísticamente, mañana. En los principales países desarrollados ya existen portales web con información de la meteorología espacial –Space Weather-.  Así tenemos el Space Weather Prediction Center (EEUU) y el Space Situation Awareness (ESA, Europa). También España tiene su portal de meteorología espacial desarrollado y mantenido por las Universidades de Alcalá y la Complutense.

Dos ciclos solares en Groenlandia.

No es tarea sencilla la observación de las Auroras polares. En los Observatorios de Canarias cuando queremos observar un objeto celeste, por ejemplo un cometa, tenemos alrededor de un 90% de probabilidades de éxito -si es verano casi el 100%-. Cuando preparamos una expedición a Groenlandia, para obtener imágenes de auroras boreales, sabemos que nuestras probabilidades de éxito están por debajo del 40%. Dos parámetros deben coincidir para ver auroras. Primero cielos despejados -tarea difícil en Groenlandia, casi imposible en Islandia- y segundo nuestro campo magnético debe haber recibido la llegada masiva de plasma solar y, por tanto, debemos estar experimentando una tormenta geomagnética que en términos prácticos significa que el índice magnético planetario Kp se situe por encima de 3 (ver Figura 1).

La primera expedición que Shelios organizó a Groenlandia fue a finales de agosto del año 2000 coincidiendo con el máximo solar del ciclo 23. Vivimos nuestro primer encuentro con las Auroras. Lo recordamos con mucho asombro y aunque nuestros medios eran muy limitados -hablamos todavía de fotografía analógica- obtuvimos imágenes muy interesantes.

Con el nuevo máximo solar -ciclo solar 24- Shelios volvió al Ártico de la mano de Europa (proyectos GLORIA y STARS4ALL). Han sido seis años de Auroras -del 2011 al 2016- y, como mostramos en la Figura 1, hemos tenido mucha suerte en nuestras expediciones. De un total de 48 noches hemos observado auroras en 24, supone un 48% que está por encima de la media esperada. Y el mejor año ha sido el 2016.  En nuestra última expedición hemos disfrutado, en Groenlandia, de un 90% de las noches despejadas que se han transformado, gracias a la llegada de viento solar a la magnetosfera terrestre, en 5 noches de auroras, dos de ellas espectaculares.

indiceKp

Figura1.- índice Magnético Planetario Kp durante los días de las expediciones a Groenlandia/Islandia. Las noches de observación de auroras desde Groenlandia (rectángulos azules) e Islandia (rectángulos rojos) se han marcado. La principal conclusión es que de un total de 48 noches hemos observado auroras en 24, supone un 48% que está por encima de la media esperada. Y el mejor año ha sido el 2016. En nuestra última expedición hemos disfrutado, en Groenlandia, de un 90% de las noches despejadas que se han transformado, gracias a la llegada de viento solar a la magnetosfera terrestre, en 5 noches de auroras, dos de ellas espectaculares.

 

Seis años transmitiendo auroras en directo

En el año 2011 nos planteamos ofrecer, a través de la web, auroras en directo. Mucho ha llovido desde  ese 21 de agosto del año 2011, donde realizamos por primera vez una retransmisión en directo y en la web de auroras. Y el reto no estaba tanto en el fenómeno, como en el lugar. Nuestro escenario fue el glaciar Qaleragdlit en el Campamento del Hielo al sur de Groenlandia. Y a pesar de todos los problemas logísticos -el principal nuestro enlace por satélite a internet que no nos ofrecía un ancho de banda suficiente- emitimos en directo. Y desde entonces la última semana de agosto, de todos los años hasta el 2016, hemos conectado en directo desde Groenlandia (y desde el año 2014 desde Islandia).

Han sido más de 6h de emisión y un total aproximado de 400.000 personas las que han podido disfrutar de las “sensaciones” de intentar -no siempre se consigue- observar auroras boreales desde el Ártico. Y vivimos noches realmente espectaculares como la de 30 agosto de 2015 en Islandia o la del pasado 1 septiembre 2016 en Groenlandia.

La mayor tormenta del ciclo 24 y el equinoccio de primavera

Shelios también ha tenido la suerte de vivir la tormenta más intensa del ciclo 24. Sucedió en la expedición Shelios 2015 – Faroe. El principal objetivo de la expedición era la observación del Eclipse Total de Sol que tuvo lugar el 20 de marzo de 2015 desde las islas Faroe (Dinamarca). Además, la expedición realizó una escala en Islandia para la observación de Auroras Boreales. Como puede observarse en la figura 2 alrededor de las 18:00 horas del día 17 de marzo el índice Kp alcanzaba valores de tormenta manteniéndose así toda la noche.  La tormenta se convirtió en la más intensa del ciclo solar 24, confirmando la teoría que la configuración geométrica Tierra-Sol puede provocar alta actividad de Auroras alrededor de los Equinoccios (ver figura 2).

max-tormentas

Figura 2.- índice Magnético Planetario Kp alrededor del Equinoccio de primavera en los últimos máximos solares.

Y el futuro… Ciclo Solar 25

A día de hoy todavía no tenemos herramientas para conocer con exactitud cuál será el comportamiento de la actividad solar en el próximo ciclo solar, el 25. Distintos investigadores indican que el ciclo solar 25 será menos intenso que el 24 y que nos dirigimos a otro mínimo global similar al de Maunder.

Lo que sí es seguro es que en el año 2020 Shelios volverá a preparar otra expedición a Groenlandia/Islandia para observar Auroras Boreales. Será nuestro tercer ciclo y no sabemos que nos encontraremos al llegar al Campamento del Hielo. Quizá lo más sorprendente en estos 16 años es el retroceso de nuestro compañero, el glaciar Qaleradlig.
Mi amigo Ramón Larramendi -una mención a  Tierras Polares por el apoyo logístico que nos han dado en todas las expediciones- fue tajante a la pregunta sobre el futuro del glaciar (ver fig. 3), “Desaparecerá poco a poco, lo más probable es que solo resista uno de los tres brazos, será difícil mantener nuestro campamento en el mismo lugar“.

No sabemos si ese es el futuro que le espera a Groenlandia.

frenteglaciar

Figura 3. Secuencia de imágenes tomadas desde el campamento del hielo (sur de Groenlandia) del frente glaciar Qaleragdlit. Para mayor claridad se han marcado en las imágenes dos hendiduras en las rocas que rodean al glaciar (flechas 1 y 2) y que coinciden en los distintos años.  El retroceso del frente glaciar es claro.

Agradecimientos

Han sido muchas las Instituciones y personas que han hecho posible nuestras expediciones al Ártico. A tod@s gracias. Pero hay dos personas -a las que ya no puedo abrazar- que me gustaría mencionar, Carla y Paco. Tal y como cuenta Isabel Allende en su libro ‘Eva Luna’, “La muerte no existe, la gente sólo muere cuando la olvidan; si puedes recordarme, siempre estaré contigo“. Yo os recordaré siempre.

Carla Mendoza
Carla ha sido una de las pocas personas que nunca me mintió, sus ojos siempre contaban la verdad. Cuando el Dr. Mora me la presentó en el año 2008 le prometí que juntos compartiríamos algún evento celeste. Al año siguiente nos acompañó a China a observar un Eclipse Total de Sol. No alcanzamos las Auroras. Estés donde estés te deseo toda esa felicidad que tu siempre repartiste a cambio de nada.

carla

Carla Mendoza (1983-2010).

Francisco Sánchez
Con Paco los sueños se hacían realidad, era su virtud. No importaba lo complicada que fuera la “empresa” si él creía que era buena para la sociedad luchaba hasta materializarla. Juntos embarcamos en dos grandes sueños GLORIA y STARS4ALL. ¿Con quién compartiré ahora mis “locuras”? Mucha suerte amigo.

Francisco Sánchez (1967-2015)

Francisco Sánchez (1967-2015).

Author: